close-icon

Bienvenido

Conecta con el futuro de la salud

La tecnología QF-Pro patentada por FASTBASE permite lanzar un ensayo excepcional para predecir la respuesta potencial de los pacientes a la inmunoterapia del cáncer. Este es un primer producto de la empresa para cubrir una reconocida necesidad médica que está generando un gran sufrimiento para los pacientes y enormes costes para los sistemas de salud.

Finalizada 22 hace un dia
452 inversores
Inversión conseguida
750.000€
Objetivo
600.000€
Invertido
125.0%
125.0% INVERTIDO
Solicitar una reunión
Esta campaña estuvo activa:
Desde: 21 julio 2020
Hasta: 31 octubre 2020
Madurez

Premercado/fase clínica

Valoración Premoney

5.400.000

Salida estimada

2027-2029

Sector

Diagnóstico

Equity ofrecido

10%

Inversión mínima

370

Equity L
Deducción fiscal
close modal

Comparte este proyecto en tu sitio web.

Copie y pegue el siguiente código en su contenido.

Descripción general: FASTBASE Solutions (2020)

Valoración 5.400.000
Retorno estimado x25
% Ofrecido 10%
Salida estimada 2027-2029
La empresa

El cáncer, la segunda causa de muerte en el mundo, y responsable de una de cada seis muertes a nivel global, dejará de ser una enfermedad mortal en cuestión de 10-20 años: en un futuro cercano, se convertirá en una enfermedad crónica con la que se podrá convivir en buena salud – al igual que ya ha ocurrido con otras enfermedades que han dejado de ser mortales, como la diabetes o incluso el VIH.

Fastbase Solutions es una empresa tecnológica fundada en Vizcaya en 2015 por un excepcional equipo (incluyendo a Antonio Parente, fundador de Lipotec, como uno de sus principales inversores). El objetivo de la compañía es desarrollar sistemas de diagnóstico que permitan acelerar el avance de la lucha contra enfermedades como el cáncer. En concreto, la primera tecnología que sacaremos al mercado servirá para aumentar drásticamente la utilidad y la precisión de las terapias inmunes contra el cáncer.

La inmunoterapia es uno de los tratamientos más prometedores para el cáncer. Cuando funciona, funciona de forma excepcional y consigue remisiones espectaculares de la enfermedad. Desgraciadamente, este tratamiento solo funciona en unos pocos pacientes, sin que exista una técnica adecuada para saber de antemano a qué paciente le resultará útil y a cuál no, ni por qué no.

Esto genera un gran sufrimiento a los pacientes y a sus familias y, además, un altísimo coste a los sistemas de salud, dado que la inmunoterapia no es precisamente económica.

 

La solución Fastbase

Hemos desarrollado QF-Pro (Quantitative Functional PROteomics platform), una tecnología que permite determinar con una precisión sin precedentes las interacciones de las proteínas PD-1 y PD-L1, que son un indicador de la efectividad potencial de la inmunoterapia. Ya hemos realizado las primeras pruebas clínicas con hospitales que nos indican claramente la efectividad predictiva de nuestro test y su superioridad sobre las técnicas actuales.

Además, esta tecnología no necesita un hardware propio y puede ser usada con tecnologías de microscopía ya existentes en hospitales.

La tecnología fue desarrollada originalmente por científicos del Francis J. Crick Institute de Londres, y a día de hoy está totalmente desarrollada, validada y tiene patente concedida en todos los grandes mercados internacionales.

Ya se han realizado primeras experiencias con Hospitales que confirman la utilidad clínica del ensayo PD-1/PD-L1 y, ahora, el siguiente paso es realizar un estudio clínico completo de este ensayo para llevarlo a la fase de certificación y poder licenciárselo a una gran farmacéutica.

Esperamos superar ampliamente los 11M€ de facturación en 2027, obteniendo revalorizaciones muy importantes de la inversión (x25 RoI) para el momento del exit, que planeamos que sea vendiendo la compañía a un gran grupo farmacéutico y/o diagnóstico en el horizonte 2027-29.

¿Por qué Capital Cell invierte en esta empresa?

Este proyecto se puede resumir así: una tecnología muy avanzada en manos de emprendedores de calibre mundial, y aplicada a una necesidad comercial y clínica muy urgente.

La necesidad se centra en un nuevo tipo de antitumorales cuasi milagrosos: los fármacos inmunoterapéuticos. Desde que el primero llegó al mercado en 2010, al menos 11 grandes farmas han desarrollado su propio fármaco, algo sin precedentes, y han generado un mercado de 20.000 millones dólares.

Estos tratamientos cuestan una media de 150.000 euros por persona y, sorprendentemente, no son efectivos ni en un 50% de los pacientes - y en cambio han mostrado ser efectivos en pacientes a los que no se les receta. Simplemente, no existe una manera de determinar qué pacientes la necesitan y cuáles no.

Fastbase ha desarrollado y patentado una tecnología que determina en qué pacientes funcionará la inmunoterapia con una precisión casi del 100%. El valor de este producto para las grandes farmas es sencillamente gigantesco, y el equipo fundador ya tiene experiencia (y "exits") en desarrollos de este tipo.

Y por supuesto, aparte de poder ofrecer una gran rentabilidad esta empresa va a mejorar espectacularmente la utilidad de uno de los mayores avances médicos de nuestro siglo, y salvar decenas de miles de vidas cada año.

Inversión mínima: 370
Tipo de salida esperada: Venta empresa
Derecho de arrastre
Derecho de acompañamiento
Desgravación
Riesgos principales

El riesgo de que la tecnología no funcione es, a estas alturas, relativamente pequeño, ya que ha sido validada y patentada, aunque sigue necesitando enfrentarse a un ensayo clínico a gran escala con pacientes. El resultado de este ensayo se prevé positivo, pero es un factor de incerteza.

Quizá el mayor reto será el de la implantación comercial, ya que la tecnología tendrá que adaptarse a un mercado que probablemente cambiará mucho en los siguientes años. Convertirse en una técnica diagnóstica de referencia en oncología no es tarea fácil y va a requerir dinero, tiempo y esfuerzo. Y aunque a día de hoy no hay otra tecnología igual, sin duda los años venideros traerán competidores y complejidad al sector.

Nuestros expertos dicen

Es un proyecto muy prometedor, con una tecnología muy innovadora que golpea en una necesidad real en el mercado. El equipo completo es estupendo.

Jose Antonio Martínez

Fundador de Plinton Capital, experto en M&A y Business Angel

Es una propuesta con un alto potencial, una sólida evaluación técnica y una prometedora aplicabilidad clínica.

Raúl Rincón

Biólogo y PhD en Bioquímica, Biología Molecular y Biomedicina. Profesor asociado en la UCM y Posdoc en el Hospital 12 de Octubre

Encuentro muy interesante esta propuesta, cuenta con una plataforma tecnológica fuerte y protegida, y un buen plan de negocios.

Alfonso del Rey

PhD en Biología Molecular y Tech Transfer en ICMAB

El proyecto tiene una gran viabilidad científica, ya que se basa en una técnica bien conocida, con una gran especificidad y sensibilidad.

Judit Domingo

Investigadora Senior de nuevas terapias génicas y celulares.

La calificación final

APROBADO: Esta empresa ha superado con éxito un riguroso análisis legal y financiero.

Aprobado por
La BioExpert Network es una red independiente y exclusiva de expertos de la industria de ciencias de la vida e inversión. Sólo las propuestas que reciben respuestas positivas en innovación, ciencia, finanzas... logran pasar con éxito hasta la etapa de campaña de financiación de Capital Cell.
Equipo
86%
Ciencia
84%
Innovación
82%
Negocio
83%

El proyecto

Vemos en una biopsia lo que hasta ahora era invisible

La revolución de la inmunoterapia

De todos los avances en la lucha contra el cáncer, la inmunoterapia o terapia inmunoncológica es quizá la más revolucionaria. Esencialmente, la inmunoterapia (objeto del premio Nobel de Medicina en 2018) consiste en hacer que el propio cuerpo destruya las células tumorales como si fueran una infección.

Este tipo de tratamientos consiguen curaciones realmente espectaculares incluso en pacientes terminales con graves metástasis, por lo que hay quien los considera una verdadera "cura del cáncer".

Por eso, en la década de 2010 casi todas las grandes farmas sacaron al mercado sus propios tratamientos: Bristol-Myers Squibb, Roche, Merck, Pfizer, AstraZeneca y Sanofi obtuvieron aprobación de las autoridades sanitarias para comercializar inmunoterapias, llamadas "inhibidores PD1 / PDL1". Además, hay al menos otros 8 productos en fases finales de desarrollo.

Estos tratamientos son, probablemente, el mayor avance en la lucha contra el cáncer de las últimas décadas, y se estima que el mercado de los inhibidores PD-1 / PD-L1 alcanzará los 21.000 millones de dólares anuales en 2023, con un ritmo de crecimiento de casi un 20% anual.

 

 

Muy efectivo, poco preciso

La fiebre de las grandes farmas es comprensible si se piensa que la inmunoterapia está llamada a convertirse en el nuevo estándar en el tratamiento de tumores y tiene un coste medio por paciente por encima de los 150.000 euros.

No obstante, los inhibidores PD-1/PD-L1 tienen un grave inconveniente: aunque cuando son efectivos muestran curaciones espectaculares, más de la mitad de los pacientes no responden al tratamiento en absoluto. De hecho, en algunos tipos de cáncer (como el de pulmón) sólo muestran mejoría un 15% de los pacientes tratados.

Es una tasa de éxito muy baja, algo problemático en tratamientos que pueden llegar a costar 500.000 dólares por paciente. Por eso la industria tiene ahora mismo un problema grave, y el primer paso para avanzar en uno de los mayores mercados del mundo es la determinación precisa de qué pacientes deben recibir inmunoterapia y cuáles no.

The path toward precision immunology to improve efficiency includes six particularly important steps. The initial step in this process is to identify the population suitable for medication at the time of diagnosis for precision therapy

"PD-1/PD-L blockade in gastrointestinal cancers: Lessons learned and the road toward precision immunotherapy", Junyu Lung et al. Journal of Hematology & Oncology

Visión & valores de Fastbase

Brindar el tratamiento adecuado en el momento adecuado requiere un buen diagnóstico. Desafortunadamente, los errores no son infrecuentes. Solo en USA, en el 2015 se dieron 18 millones de errores diagnósticos que causaron el 10% de las muertes en hospitales. Murieron 74.000 personas. Ni la situación europea es diferente, ni tampoco ha mejorado en los cinco años desde que se realizó este estudio.

Somos un equipo de gente con mucha experiencia en este negocio. Entre nuestros fundadores hemos creado ya 18 empresas, inventado 47 patentes, publicado más de 600 artículos científicos y empleado a más de 200 personas.

Ahora nuestra misión es impulsar Fastbase Solutions para asegurar que todos los pacientes obtienen el tratamiento que necesitan.

NUESTRA TECNOLOGÍA - QF-Pro (Quantitative Functional PROteomic platform)

Lo haremos con QF-Pro, una tecnología de diagnóstico inventada por nuestro equipo científico, patentada en todos los grandes mercados y que permite cuantificar - con un nivel de precisión (<10nm) y especificidad sin precedentes – algo que hasta ahora era inabordable: las interacciones y modificaciones post-traduccionales de proteínas en biopsias.

Esto, que suena tan técnico, es totalmente excepcional e innovador. Comparado con los biomarcadores actuales, estos estados de proteínas que medimos dan una información mucho más rica y objetiva sobre la compleja biología de una enfermedad. Son mucho más relevantes y permiten diagnósticos mucho más precisos para mejorar la efectividad de los tratamientos no solo en oncología, también en inflamación, enfermedades infecciosas, enfermedades raras, etc.

Además, lo mejor es que no necesitamos ninguna máquina especial para poder hacer nuestras medidas. Lo hacemos “parasitando” sobre sistemas de microscopía que ya existen y que están totalmente disponibles en el mercado.

EL PRIMER PRODUCTO - INMUNONCOLOGÍA

De entre todos los posibles biomarcadores y ensayos innovadores que podemos desarrollar, nos hemos decidido a lanzar un primer ensayo de vanguardia QF-Pro (PD-1/PD-L1) que resuelve una necesidad médica ampliamente reconocida: predecir correctamente la respuesta potencial de los pacientes a la inmunoterapia contra el cáncer, un desafío importante en la práctica clínica actual y un estresor fuerte para pacientes, médicos y administradores de salud.

Nuestro ensayo no solo predice mejor qué pacientes responderán positivamente, sino que también es una herramienta para que las farmacéuticas desarrollen tratamientos aún más efectivos.

Esto es así porque es el único ensayo capaz de cuantificar directamente, y con alta precisión, la población de complejos PD-1/PD-L1 (interacciones de las proteínas PD-1 y la PD-L1) formados en biopsias tumorales. La destrucción de estos complejos es la diana principal de la gran mayoría de los tratamientos actuales en inmunoncología, por lo que saber de antemano si un paciente los sufre es una garantía importante para saber si el tratamiento le resultará eficaz. A diferencia de otros ensayos, que han demostrado no ofrecer un pronóstico adecuado (por ejemplo, los ensayos de nivel de expresión de PD-L1), nuestro ensayo mide directa y cuantitativamente dichos complejos por lo que resulta mucho más efectivo.

La tecnología ha sido ampliamente demostrada y estaremos encantados de compartir toda la documentación publicada al respecto con quién nos lo solicite.

¿POR QUÉ ESTA RONDA?

Ya hemos realizado primeras pruebas clínicas con hospitales que nos indican claramente la efectividad predictiva de nuestro ensayo y su superioridad sobre las técnicas actuales. Ahora queremos realizar un ensayo clínico más amplio que nos permita entrar en la fase regulatoria.

Este ensayo multicéntrico ya está definido y cerrado con varios hospitales españoles y lo desarrollaremos durante S2/20 y S1/21, entrando en fase regulatoria a principio de 2022. Para entonces, esperamos haber licenciado el ensayo a una gran farmacéutica, dado que la licencia de ensayos excepcionales a terceros es nuestra forma principal de ganar dinero.

Estamos en facturación desde el 2017 y ya hemos conseguido fondos no-dilutivos de 1.020.000€ para el periodo 2020-2022. Ahora lanzamos esta ronda de inversión de 600.000€ junto con Capital Cell para fortalecernos y poder (i) validar y licenciar el ensayo QF-Pro (PD-1/PD-L1) y (ii) continuar con nuestra estrategia de cooperación con farmacéuticas para desarrollar otros nuevos ensayos basados en nuestra plataforma excepcional.

Nuestro modelo de negocio es súper-escalable, dado que QF-Pro es aplicable a una gran variedad de enfermedades y biomarcadores. Como decíamos antes, se basa en licenciar la explotación comercial de ensayos individuales a farmacéuticas, con el objeto de que éstas mejoren sus tratamientos. Esperamos superar ampliamente los 11M€ de facturación en 2027, obteniendo revalorizaciones muy importantes de la inversión (x25 RoI) para el momento del exit, que planeamos que sea vendiendo la compañía a un gran grupo farmacéutico y/o diagnóstico en el horizonte 2027-29.

Nuestro equipo

Somos un grupo mixto de científicos de primer nivel internacional y de gente con gran experiencia en negocio y en inversiones en el ámbito biotecnológico. En el equipo científico, destacan dos de los fundadores de la empresa Peter J.Parker y Banafshe Larijani. En el empresarial, sus dos fundadores y "angel investors", el empresario Antonio Parente y Antonio Ferrer, así como su CEO Fernando Aguirre.

Equipo directivo

Fernando Aguirre , CEO
cross
minus

Máster en Física, tiene más de 25 años de experiencia liderando el lanzamiento de nuevos negocios, el desarrollo empresarial, la internacionalización y las fusiones y adquisiciones, tanto como empresario (ha fundado 5 empresas hasta ahora) como en el puesto de gestión global en empresas multinacionales como Ericsson o Hewlett Packard. Fernando también es socio de Hasten Ventures y miembro del Consejo de Administración de varias empresas de tecnología y biotecnología como Osatek SA. (empresa pública el sistema vasco de Salud-Osakidetza), Irisbond SL., Prospero Biosciences SL. o Nito Inc. Actualmente, esta dedicado en un 100% al lanzamiento y desarrollo de Fastbase Solutions.

linkedin
Dr.Banafshe Larijani , CSO
cross
minus

CSO y líder científica (junto con Peter) de la compañía, Banafshe también es Directora del Centro de Innovación  Terapéutica (CTI) de la Universidad de Bath y Fellow de la Universidad de Oxford, Reino Unido. Anteriormente, fue Jefa del Laboratorio de Biofísica Celular y Profesora de Investigación Ikerbasque, así como investigadora senior en el Cancer Research UK en Londres. Desde 2002 ha publicado 100 artículos de investigación primaria, como autora correspondiente, en el área de biogénesis de desarrollo nuclear, señalización de lípidos y biología del cáncer. Tiene más de 2000 citas.

linkedin
Dr.Lissete Sanchez-Magraner , Directora Área Biomarcadores
cross
minus

Responsable de gestionar los proyectos de clientes, el trabajo de Lissete se ha centrado en el estudio de las proteínas de membrana; principalmente en su relación de estructura-función, la interacción de estas proteínas con membranas biológicas y modelo (liposomas y monocapas), la cristalización de proteínas en entornos lipídicos (fases lipídicas cúbicas (LCP) y bicellas) y en complejos con anticuerpos, obteniendo el primer cristal de proteína de membrana en LCP y también el primer cristal de proteína unido a anticuerpos en el Instituto Biofisika de la Universidad del País Vasco.

linkedin
Dr.Antonio Parente , Fundador - Consejero
cross
minus

Doctor en Química, MBA por la escuela de negocios ESADE. En 1987, Antonio Parente cofundó el Grupo Lipotec, que se vendió años después en una de las mayores transacciones del sector biotecnológico español. Antonio también ha sido el promotor y, durante muchos años, Presidente de Catalonia Bio / BioCAT (Asociación Catalana de Empresas de Biotecnologías). Actualmente es presidente y fundador de GP Pharm y BCN Peptides.

Peter J.Parker , Fundador - Consejero - Presidente Consejo Científico (SAB)
cross
minus

Peter es Director de la División de Estudios del Cáncer en el King's College de Londres y científico principal en el London Research Institute of CRUK (The Francis Crick Institute). Ha dirigido grupos independiente de investigación del cáncer desde 1986, publicando más de 350 artículos de investigación primaria y revisiones en el área de transducción de señales, biomarcadores y desarrollo de fármacos contra el cáncer. También es el cofundador de tres empresas en el área de descubrimiento de fármacos relacionados con la oncología, habiéndo realizado exits muy importantes en este ámbito. Fue elegido miembro de la Organización Europea de Biología Molecular en 1997, de la Academia de Ciencias Médicas en 2000, donde fue galardonado con el Premio Morton en 2004, y también es miembro de la British Royal Society desde 2006 y de la Academia Europea de Ciencias del Cáncer desde 2011.

linkedin
Dr. Antonio Ferrer , Fundador - Consejero
cross
minus

Catedrático de bioquímica y biología molecular en la Universidad Miguel Hernández (España) donde durante 5 años fue director del Instituto de Biología Molecular y Celular. Un activo business-angel en el campo de la biotecnología española, además de Fastbase Solutions, Antonio ha fundado otras cuatro empresas de biotecnología: Diverdrugs, Ilice Biotech, Prospera Biotech, AntalGenics. Tiene 11 patentes otorgadas, 12 patentes en evaluación y 15 patentes en explotación. Conocido por su activa colaboración con diferentes sociedades científicas, actualmente ocupa la presidencia de la Sociedad de Biofísica de España –SBE.

linkedin
Dr. Félix Goñi , Fundador - Consejero
cross
minus

Catedrático de Bioquímica en la Universidad del País Vasco, Bilbao, España. Es Fundador (2002) y Director (2002-2015) de la "Unidad de Biofísica", un centro conjunto del CSIC y la Universidad del País Vasco. Director General de Asuntos Científicos, Departamento de Educación, Gobierno Vasco (1995-1999). Presidente del Comité de Publicaciones de la Federación Europea de Sociedades Biofísicas (FEBS) (2006-2011), Presidente del Comité de Relaciones Internacionales de la Sociedad de Biofísica de los Estados Unidos (2011-2016).

linkedin

Asesores

Dr. Alfredo Carrato
Miembro Comíte Asesor Científico
Dr. Eric Dufourc
Miembro Comíte Asesor Científico
Dr. Vytas Bankaitis
Miembro Comíte Asesor Científico
Raj Mehta
Miembro Comíte Asesor Científico

El problema

Hoy en día, cuando a una persona se le diagnostica - por ejemplo - un cáncer de pulmón, lo primero que se le hace es una biopsia para analizar la cantidad de proteína PD-L1 presente en el tumor. En función de dicha cantidad, se decide su tratamiento: inmunoterapia o quimioterapia tradicional.

Desgraciadamente, mirar sólo la cantidad de PD-L1 no parece ser una técnica útil. Resulta que el ~55% de los pacientes que se supone que responderán a la inmunoterapia no responden (son falsos positivos) y que el ~13% de aquellos que se supone que no responderían, cuando se les trata por uso compasivo, responden (son falsos negativos).

Así que resulta que a un ~25% de los pacientes que ingresan con un cáncer de pulmón (NSCLC) se les trata con una terapia que no es la mejor para sus necesidades. Éste 25% son ~6.000, 65.000 y 450.000 personas en España, en la UE y en el mundo.

La solución

Se mira la cantidad de esa proteína (PD-L1) porque se supone que ésta indica el nivel de formación de uniones de dos proteínas diferentes en el tumor, la PD-1 y la PD-L1. Conocer si dichas uniones se están dando es muy importante, dado que éste es uno de los mecanismos que el cáncer utiliza para “engañar” al sistema inmunitario y evitar así que éste lo ataque y destruya.

En ese caso la terapia adecuada es la inmunoterapia de inhibidores de unión PD-1/PD-L1, que es la más extendida y que, cuando funciona, consigue curas extraordinarias. Pero vistos los datos de falsos positivos y negativos, parece claro que PD-L1 no indica bien las uniones PD-1/PD-L1. Entonces, si esas uniones PD-1/PD-L1 son tan importantes, ¿por qué no medirlas directamente en vez de tratar de inferirlas midiendo solo PD-L1, lo que no parece ser efectivo?

Nuestra diferenciación

Pues no se mide directamente la unión PD-1/PD-L1 porque, hasta ahora, no era posible hacerlo. Esta es la gran diferencia que aporta la tecnología QF-Pro de FASTBASE: una resolución tan alta (<10nm) que permite cuantificar en una biopsia cosas que hasta ahora eran imposibles de cuantificar con precisión. Entre ellas, la formación de uniones de dos proteínas como la PD-1 y la PD-L1 en el micro-entorno de un tumor para, de esta forma, determinar de forma directa, mecanicista y sin sesgo si un paciente es susceptible, o no, de responder a una inmunoterapia.

Como se puede adivinar, estamos hablando de una técnica totalmente disruptiva y habilitadora de un sinfín de soluciones en el campo diagnóstico, para la que la inmunoterapia del cáncer - y las proteínas de punto de control inmunitario PD-1 y PD-L1 - no son más que una primera aplicación.