close-icon

Bienvenido

Conecta con el futuro de la salud

ROOTECO es una start-up que se dedica a la biotecnología, concretamente a biofertilizantes basados en microorganismos. Ofrecemos soluciones biotecnológicas a los agricultores y ser sus aliados en la búsqueda de cosechas más rentables, sostenibles y ambientalmente respetuosas.

Última oportunidad
0 inversores
Inversión conseguida
0€
Objetivo
1.500.000€
Invertido
0.0%
13% COMPROMETIDO ? Suma de inversiones comprometidas previas a la campaña en forma de reservas o cartas de intenciones firmadas
COMPROMETIDO : 191.000,00
0
0.0% INVERTIDO
Madurez

En mercado

Valoración Premoney

5.000.000

Salida estimada

2028

Sector

Agritech

Equity ofrecido

23%

Inversión mínima

1.000

Equity L
Deducción fiscal
close modal

Comparte este proyecto en tu sitio web.

Copie y pegue el siguiente código en su contenido.

Descripción general: Rooteco Agriculture S.L.

Valoración 5.000.000
Retorno estimado x15
% Ofrecido 23%
Salida estimada 2028
La empresa

ROOTECO es una start-up de capital 100% español y que se dedica a la biotecnología, concretamente a la producción de biofertilizantes (BF) y bioestimulantes (BE) basados en microorganismos. Se funda en agosto de 2019 con la visión de ofrecer nuevas soluciones biotecnológicas a los agricultores y ser sus aliados en la búsqueda de cosechas más rentables, sostenibles y ambientalmente respetuosas, lo que hace que Rooteco sea un motor para solventar parte de los problemas de los actuales agricultores, mediante el uso de la ciencia.

Rooteco nace tras 10 años de investigación en el desarrollo de diferentes cepas de microorganismos para la protección de cultivos, algunas de ellas en proceso de patente. Además, este nacimiento se cataliza por el interés y la preocupación de sus promotores por el mundo de la agronomía, ya que en la actualidad el mismo es insostenible. El motor principal de su creación fue la falta de soluciones sostenibles y ecológicas, en el mercado, que permitiesen: (i) un cuidado integral de las plantaciones previniendo el estrés biótico y abiótico, (ii) permitieran una fijación efectiva de los nutrientes al sustrato, (iii) una clara reducción del uso de agua, (iv) una mayor productividad, debido al aumento radicular, y (v) que al mismo tiempo acelerase el crecimiento de las plantas.

La creciente demanda de este tipo de soluciones que, además, acabarán imponiéndose debido a imperativos legales, genera un importante nicho de mercado en un sector agrícola. Este se sustenta en que cada vez es más consciente de la importancia de la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente para preservar su modo de vida. Rooteco se define como un agente innovador para el sector agrario: AgroInnpulso.

Para conseguirlo se ha ejecutado un trabajo muy especializado, en el cual se tiene gran experiencia y conocimientos, junto con un equipo excepcional de personas que está transformando sus ideas en soluciones.

Además, debido al sector al que se focaliza, está alineado con la importancia de revitalizar las zonas rurales, generando un alto valor añadido local, así como riqueza y puestos de trabajo, a partir de la comercialización de nuevos productos en un mercado (BF y BE) que crece exponencialmente.

Su propuesta de valor se basa en una tecnología propietaria radica en que gracias a cepas microbiológicas propias, presenta ventajas en términos de eficacia en la protección de la planta frente al estrés abiótico y biótico sin precedentes. Además, imprime elevadas tasas de sostenibilidad del medioambiente (al estar realizados con productos naturales), potencian el crecimiento, la productividad y la sencillez de uso, consiguiendo mejores resultados con un único producto que con compuestos de la competencia, incluso con la combinación de varios de ellos. De esta forma Rooteco puede ofrecer productos que, individualmente, puedan ser considerados Sistemas Integrales Microbiológicos (SIM).

Por todo ello, la misión de Rooteco es ofrecer nuevas soluciones biotecnológicas a los profesionales, del sector agrario, para incrementar la rentabilidad de sus explotaciones de forma sostenible y ambientalmente respetuosa, con la ambición de convertirse en referente mundial en BF y BE, a base de microorganismos, con aplicaciones agronómicas y forestales.

A través de técnicas que se guardan como Know-How industrial, se han desarrollado siete cepas fúngicas y bacterianas capaces de proteger plántulas contra patógenos, contra la sequía, de fijar nutrientes al suelo, de aumentar la absorción de nutrientes y de promocionar su crecimiento en condiciones de falta de riego. Todo ello, con el objetivo de reducir las pérdidas por sequía y el empleo de agua en cultivos, fijando una mayor cantidad de agua al sustrato e incrementando, de esta manera, la productividad agrícola. Concretamente se trata de las siguientes cepas: BF Micorrícicos, BE Bacterianos y BE a base de Trichodermas, habiendo sido demostrado en diferentes circunstancias que son capaces de proteger plántulas contra estreses bióticos y abióticos y promocionar su crecimiento en condiciones de ausencia de riego, incrementando la productividad agrícola.

Gracias a la innovación agronómica de Rooteco se contribuye a un cambio de paradigma en el sector de los BF y los BE, a través de la investigación de microorganismos, para mitigar los efectos del estrés en las plantas. Por ello, se aspira a aumentar la resiliencia de los cultivos y su productividad continuando con el desarrollo de una tecnología propia, muy superior a todo lo que existe en el mercado actualmente, y que permite unir varias de estas cepas en un único producto ofreciendo una protección integral a la planta, a la vez que se acelera su crecimiento y se mejora su productividad.

¿Por qué Capital Cell invierte en esta empresa?

Cuando pensamos en biotecnología, nos vienen a la mente la investigación de fármacos, el diseño de dispositivos médicos o la creación de nuevos test diagnósticos. Sin embargo, uno de los campos que despierta un gran interés entre posibles inversores, clientes y consumidores es su aplicación en la agricultura.

En los últimos años, el uso de fertilizantes químicos ha sido una de las principales preocupaciones para los productores, gobiernos y reguladores. No solo porque son una de las principales fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero, sino también porque afectan negativamente al rendimiento agrícola. Tanto es así, que a partir de 2025, la Unión Europea exigirá la reducción del uso de fertilizantes químicos en la agricultura, lo que obligará a buscar alternativas.

En esta oportunidad surge Rooteco, una startup que se dedica a la producción de biofertilizantes y bioestimulantes. Su experiencia les ha permitido crear productos únicos gracias a que satisfacen diversas necesidades de los cultivos.

Con un equipo de expertos dedicado a la investigación y desarrollo con más de 25 años de experiencia, tecnología propia y cepas registradas, Rooteco ya han demostrado que son capaces de generar productos (2 registrados y 6 en proceso) únicos con varios tipos de microorganismos para mejorar el rendimiento actual y futuro de los cultivos.

Inversión mínima: 1.000
Tipo de salida esperada: Venta de la empresa
Derecho de arrastre
Derecho de acompañamiento
Se delegada en el representante del síndico
Asistirá el representante del síndico
Desgravación
Riesgos principales

Los biofertilizantes y bioestimulantes son un mercado en crecimiento, y se espera que su crecimiento se acelere aún más debido a cambios en la legislación. Esto significa que, aunque ya haya competidores en el mercado, nuevas empresas surgirán para aprovechar esta oportunidad. Rooteco deberá diferenciarse del resto y expandirse rápidamente si quiere asegurar una buena parte del mercado.

La protección de la propiedad intelectual en el caso de los biofertilizantes y bioestimulantes es igual de importante que su registro como producto. Será altamente recomendable que Rooteco patente y realice estudios de comercialización para todos sus productos actuales y futuros.

Reducción de hasta un 40% de la fertilización química en los cultivos y realizando ensayos para la reducción del 100%.

200 cepas propietarias con beneficios agronómicos y con capacidad de identificar, aislar y monitorizar otras 200 cepas anualmente

Sistema Integral Microbiológico que aúna en un sólo productos 3 tipos diferentes de microorganismos, facilitando la aplicación de los biofertilizantes al agricultor

Capacidad de analizar los suelos a través de analítica metagenómica, identificar las necesidades del suelo-cultivo y realizar un plan de abonado sostenible personalizado

Nuestros expertos dicen

Existe un gran mercado en el sector agrícola que podría ser cubierto con sus productos gracias a un equipo altamente calificado e interdisciplinar.

Olaya Mediavilla

Profesora Ayudante Doctora en Universidad de Valladolid

Aunque otras empresas se dedican al desarrollo de biofertilizantes, Rooteco ofrece una solución basada en sistemas microbiológicos integrados innovadores que incluyen diferentes tipos de microorganismos complementarios.

María Hernández

Dra. Ingeniera de Montes. Investigación e innovación en IDForest

No existe una mejor solución. Existen soluciones similares, pero todas se encuentran en sus etapas iniciales. Además, la producción de micorrizas específicamente es un proceso muy difícil, lo que dificulta su replicación para empresas sin experiencia.

Iñaki Azcona

Director Científico en TIMAC AGRO España

La calificación final

APROBADO: Esta empresa ha superado con éxito un riguroso análisis legal y financiero.

Aprobado por
La BioExpert Network es una red independiente y exclusiva de expertos de la industria de ciencias de la vida e inversión. Sólo las propuestas que reciben respuestas positivas en innovación, ciencia, finanzas... logran pasar con éxito hasta la etapa de campaña de financiación de Capital Cell.
Equipo
79%
Ciencia
83%
Innovación
75%
Negocio
75%
Aprobado por
Elion es una agencia de propiedad industrial (PI), que ayuda start-ups biotech y medtech con sus estrategias de protección, redacción y tramitación de patentes, así como estudios de libertad de operación.
Propiedad industrial
56%

El proyecto

Rooteco ofrece soluciones biotecnológicas que incrementan la rentabilidad y las producciones agrícolas de forma rentable y sostenible

Tecnología propuesta. Necesidad tecnológica y su valor diferencial. Plan de gestión de la propiedad intelectual e industrial

Objetivos técnicos generales y específicos del producto/proceso/servicio que plantea desarrollar.

Rooteco dispone actualmente tanto de 200 cepas microbiológicas propias, surgidas a partir del trabajo del equipo emprendedor, como de un gran Know-How que se conserva como secreto industrial. Estas cepas microbiológicas, algunas de las cuales tienen aplicación como biofertilizantes, nos han permitido registrar 2 productos en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y otros 6 en proceso que verán la luz este año. Rooteco es pionera a nivel mundial en este campo, poseyendo una revolucionaria tecnología que permite que un único producto pueda realizar muchas funciones diferentes y que, además, pueda ser comercializado en diferentes formatos, mejorando así las prestaciones que ofrece la competencia y ofreciendo a sus clientes un Sistema Integral Microbiológico (SIM) nunca visto en el mercado.

En este contexto, el objetivo técnico general es la investigación desarrollo y registro de biofertilizantes microbiológicos que protejan a los cultivos frente a los distintos estreses, a la vez que aceleran su crecimiento y mejoran su producción.

Este objetivo técnico general se puede desglosar en los siguientes objetivos técnicos específicos:

  1. Investigación de nuevos productos basados en microorganismos protectores frente a estreses bióticos y abióticos (sequías, salinidad, temperatura) así como su registro y patentado (tanto a nivel nacional, como internacional).
  2. Ampliación de los estudios a escala real existentes para registrar nuevos productos microbiológicos. El registro de esta clase de productos es un proceso clave para llegar al mercado, que requiere la realización de nuevas fases de I+D para terminar de validar la efectividad de los productos.
  3. Desarrollo de nuevas técnicas de producción y escalado de nuestros microorganismos de manera que podamos desarrollar productos ad-hoc para nuestros clientes.

Estos objetivos se completan con dos objetivos medioambientales:

i) producir biofertilizantes renovables y respetuosos con el medioambiente a partir de microorganismos;

ii) reducción del agua necesaria para el cultivo y revitalización de suelos empobrecidos o no aptos para cultivos, evitando así la deforestación en busca de nuevas tierras cultivables.

El objetivo empresarial de la startup es seguir investigando nuevos biofertilizantes y productos de biocontrol para convertirnos en referentes mundiales en productos a base de microorganismos en los campos forestal y agronómico.

Cronograma para 2023

Antecedentes científico-técnico y necesidad tecnológica con identificación de los problemas presentes en la tecnología actual. Estado del arte.

En los últimos años, la investigación y las aplicaciones de biofertilizantes en la agricultura han aumentado exponencialmente, esto es debido principalmente a la necesidad de reducir la dependencia en el uso de pesticidas y fertilizantes convencionales que, al ser menos efectivos, normalmente se utilizan en grandes cantidades en los sistemas de cultivos agrícolas y contaminan el medio y empobrecen los suelos.

La regulación del crecimiento y desarrollo de las plantas y de la y mitigación de los efectos negativos del estrés ambiental durante la ontogénesis son factores importantes que determinan la productividad de las plantas cultivadas. Si bien es sabido que el estrés biótico y abiótico impide esencialmente que todos los sistemas de cultivo alcancen su máximo potencial de rendimiento, la comprensión actual de los mecanismos involucrados y las estrategias para mitigar estos efectos son limitadas. Los biofertilizantes se están integrando cada vez más en los sistemas de producción con el objetivo tanto de modificar los procesos fisiológicos de las plantas para optimizar la productividad, como de aumentar la retención y absorción de agua, nutrientes y CO2. Los biofertilizantes basados en materiales naturales y microorganismos han recibido una atención considerable tanto por parte de la comunidad científica como de las empresas comerciales, especialmente en las últimas dos décadas y media (Crouch y van Staden, 1993a; Herve, 1994; Zhang y Schmidt, 1999; Maini, 2006; Khan et al., 2009; Apone et al., 2010; Craigie, 2011; Sharma et al., 2014; Brown y Saa, 2015; Du Jardin, 2015; Yakhin et al., 2016a). Los biofertilizantes ofrecen un enfoque novedoso para la regulación/modificación de los procesos fisiológicos en las plantas, estimulando el crecimiento, mitigando las limitaciones inducidas por el estrés y aumentando el rendimiento.

A continuación, se profundizará en el estado del arte del uso de biofertilizantes como forma de identificar la necesidad tecnológica que da origen a nuestra propuesta. Para facilitar el estudio y la comprensión de este, se desglosará su utilización ante estreses abióticos y bióticos y como métodos de apoyo para la retención y absorción de nutrientes.

Utilización de microorganismos para la tolerancia al estrés abiótico

El estrés abiótico se define como el impacto negativo de los factores no vivos sobre los organismos vivos en un entorno específico. Las tensiones incluyen sequía, salinidad, temperaturas altas o bajas y otros extremos ambientales. El estrés abiótico, especialmente la hipersalinidad y la sequía, junto con el estrés biótico son las causas principales de la pérdida de cultivos en todo el mundo. En condiciones de estrés, las plantas adoptan una amplia batería de respuestas y de alteraciones bioquímicas, fisiológicas y moleculares en función del tipo de estrés, el ambiente y el tipo de planta del cual se trate. A continuación, se describirán los principales estreses abióticos de las plantas, la necesidad de investigación que generan y el estado del arte actual del uso de biofertilizantes para hacer frente a estas condiciones.

  • Sequía: es uno de los principales estreses abióticos, especialmente en las zonas áridas y semiáridas. Se trata de un tipo de tensión multifactorial que puede inducir alteraciones en las características moleculares, morfofisiológicas, bioquímicas y ecológicas de las plantas. La tolerancia de las plantas a la sequía se puede mejorar con biofertilizantes microbiológicos a través de una variedad de procesos directos y mediados. Por ejemplo, los biofertilizantes microbiológicos pueden producir exopolisacáridos bacterianos que mejoran la estructura del suelo al formar micro y macroagregados (Grover et al., 2011), mejorando así el desarrollo de las plantas en condiciones de estrés hídrico (Sangiorgio et al., 2020). Además, los exopolisacáridos forman biopelículas hidrofílicas y crean un microambiente que promueve la retención de agua al proteger las raíces del estrés por sequía (Nwodo et al., 2012). Un claro ejemplo de esto lo encontramos tanto en Pseudomonas spp. PF23 (Tewari y Arora, 2014) como en Pseudomonas putida GAP-P45 (Tallon et al., 2003), ya que ambas exhiben potencial protector por la producción de exopolisacáridos. La capacidad de absorción las raíces pueden fortalecerse con hongos micorrízicos (Khan et al., 2015), lo que permite una mayor biomasa de raíces, una mejor estructura del suelo, una mayor retención de agua y una menor lixiviación de los nutrientes minerales (Cavagnaro et al., 2015; Santoyo et al., 2021a). En particular, Glomus sp. genera una glicoproteína llamada glomalina, que tiene gran impacto en la estructura del suelo, modificándolo y mejorando el desarrollo de las plantas y la tolerancia a la sequía (Gong et al., 2013). Del mismo modo, los ascomicetos (P. glomerata LWL2, Exophiala sp. LHL08, P. formosus LHL10 y Penicillium sp. LWL3) colonizan las plantas de pepino, mejorando el desarrollo de las hojas y el contenido de clorofila bajo estrés por sequía (Khan et al., 2015; Fadiji et al. , 2020). Además de promover el desarrollo de las raíces, los hongos micorrízicos también pueden mejorar la absorción de agua a través de las acuaporinas (Aroca et al., 2007), que es una de las grandes familias de transportadores de membrana integrales que permiten el flujo de agua a través de la bicapa de fosfolípidos de la membrana celular. (Bray, 2000). Por ejemplo, Glomus intraradices micorriza la planta de alubia común y mitiga el estrés hídrico que afecta la actividad de las acuaporinas y mejora la conductividad del agua en las raíces (Aroca et al., 2007; Omomowo et al., 2018). Glomus intraradices, cuando se cultiva en asociación con zanahoria, aumenta la expresión de dos acuaporinas fúngicas (GintAQPF2 y GintAQPF1), lo que consecuentemente mejora el transporte de agua entre los 2 simbiontes y, por lo tanto, da a la planta una mayor resiliencia a la escasez de agua (Li T. et al., 2013). G. intraradices se encuentra comúnmente en productos comerciales. A pesar del gran problema que supone la sequía, aún existen pocos productos comerciales con microorganismos que enfrentan este problema, alguno de los más relevantes son los siguientes: OroSoil (Fomet, Spa, Verona, Italy) y MycoApply All Purpose (Mycorrhizal Applications, Inc., OR, United States), Agtiv (PremierTech, Rivière-du-Loup, Canada) y Groundwork® (GroundWork BioAg, Ltd., Hashahar, Israel).
  • Salinidad: La salinidad es uno de los factores ambientales que más limitan la productividad de las plantas de cultivo, esto es debido a que la mayoría de las plantas de cultivo son sensibles a altas concentraciones de sales en el suelo, y el área de tierra afectada por este fenómeno aumenta día a día debido a los químicos tradicionales y al cambio climático. La gestión eficiente de los recursos y la mejora de cultivos para desarrollar mejores especies pueden ayudar a superar el estrés por salinidad, sin embargo, tales estrategias son a muy largo plazo y requieren grandes inversiones de dinero. Debido a esto existe la necesidad de desarrollar métodos biológicos simples, de bajo coste y que puedan usarse a corto plazo para el manejo del estrés por salinidad. Los microorganismos ya se utilizan para combatir los efectos negativos de la salinidad en los cultivos, por ejemplo, se ha demostrado que la inoculación con hongos AM (micorrizas arbusculares) mejora el crecimiento de las plantas bajo estrés salino (Cho et al., 2006). Por su parte, (Kohler et al., 2006) demostraron el efecto beneficioso de cepas de Pseudomonas mendocina en la estabilización de los agregados del suelo y su efecto en la mitigación de los efectos negativos de la salinidad. También se ha demostrado que P. alcaligenes PsA15, Bacillus polymyxa BcP26 y Mycobacterium phlei MbP18 ayudan a la planta a sobrevivir y crecer en concentraciones muy altas de sal y, por lo tanto, les confirieron una ventaja competitiva potencial para sobrevivir en suelos salinos (Egamberdiyeva, 2007). Del mismo modo, (Kohler et al., 2009) investigaron la influencia de la inoculación con P. mendocina, sola o en combinación con un hongo MA, Glomus intraradices o G. mosseae sobre el crecimiento y la absorción de nutrientes y otras actividades fisiológicas de Lactuca sativa afectada por estrés salino y concluyeron que las plantas inoculadas con P. mendocina tenían una mayor tolerancia a altas concentraciones de sal. A pesar del gran problema que supone la salinidad de los suelos, aún existen pocos productos en el mercado que utilicen microorganismos y que funcionen con garantías como Agri Vam( Agri Life, India), UPAJ-K y UPAJ-Z (Sushila Biofertilizer Company Private Limited, India), siendo una de las principales vías de estudio de los Big Players del mercado.
  • Estrés por temperatura: en los últimos años, y debido al cambio climático, las temperaturas extremas han visto incrementada su frecuencia a lo largo de todo el globo, provocando graves pérdidas a los agricultores. Las altas temperaturas afectan la fisiología de la planta al aumentar las tasas de respiración y la transpiración de las hojas y alterar la asignación de fotosintatos (Munns, 2002; Malhotra, 2017), reduciendo el CO2 disponible y aumentando la concentración de oxígeno a través de diversos mecanismos como el cierre de los estomas. Escalado de la producción. Los tres microorganismos con los que trabajamos tienen metodologías de cultivo totalmente distintas, de manera que para su escalado se necesitan una serie de materiales, instalaciones y equipos. Los hongos micorrícicos requieren para su multiplicación raíces vivas de plantas con las que se asocian y generan sus Las respuestas de las plantas al estrés por calor pueden verse reforzadas por biofertilizantes microbiológicos. Por ejemplo, la síntesis de enzimas degradantes de ROS (catalasa, peroxidasas y dismutasa entre otras) mejora la tolerancia al estrés por calor y algunos microorganismos como ciertas clases de Pseudomonas, Bacillus y hongos micorrízicos, como Septoglomus deserticola y Septoglomus constrictum (Duc et al., 2018) pueden producirlas en situaciones de simbiosis con diferentes especies de plantas, protegiéndolas frente a este tipo de estrés. Existen otros microorganismos como P. fluorescens y P. aeruginosa, que ya se comercializan con estos fines protectores bajo la marca comercial SoilPro® (Liventia, TX, United States). Por otra parte, las bajas temperaturas disminuyen el metabolismo de las plantas, lo que conduce a una actividad fotosintética reducida, un crecimiento foliar reducido y una senescencia temprana, cuando las temperaturas están por encima del punto de congelación (Huner et al., 1993). El desarrollo de los cogollos puede verse obstaculizado por temperaturas bajo cero, ya que los cogollos rehidratados y en crecimiento pueden ser destruidos por el estrés del frío (Mishra et al., 2012). El frío puede deshidratar los tejidos vegetales, provocando un aumento de la concentración de osmolitos en el citoplasma de la célula y provocando la ruptura de la membrana plasmática (Mishra et al., 2012). Los microorganismos pueden ayudar a luchar contra este tipo de estrés a través de diferentes vías. La principal que se utiliza de manera comercial es la de la competencia con otros organismos que generan cristales de hielo y destruyen las paredes celulares. Por ejemplo, se ha demostrado que el daño por heladas se puede minimizar usando P. syringae A506 con un gen de nucleación de hielo inactivado (Skirvin et al., 2000). A pesar de que los daños bajas temperaturas generan pérdidas millonarias todos los años, aún existen en el mercado pocas soluciones que permitan combatir este tipo de estrés, la más conocidas es Blightban A506 (Nufarm Americas, Inc., TX, Estados Unidos), que se produce utilizando P. fluorescens A506 liofilizado (Lindow y Brandl, 200322).

Utilización de microorganismos para la tolerancia al estrés biótico

La aplicación de agentes de control biológico para el manejo de fitopatógenos y plagas requiere métodos sostenibles que puedan aumentar las tasas globales de producción y seguridad alimentaria. La investigación y el desarrollo de este tipo de técnicas han contribuido a minimizar varios efectos perjudiciales de los agroquímicos que no solo contaminan nuestro medio ambiente, sino también presentan muchos peligros potenciales para la salud y contribuyen al cambio climático. Los avances recientes en biotecnología han llevado al aislamiento de nuevos microorganismos y su utilización en agricultura para paliar los efectos de los estreses bióticos. A continuación, se exponen los resultados extraídos de más de 288 experimentos recogidos en el artículo "Beneficial microbes ameliorate abiotic and biotic sources of stress on plants".

La mejora frente al estrés que pueden proporcionar los microorganismos difiere entre los tipos de estreses bióticos. De los diversos estudios y productos estudiados queda demostrado que ciertos microorganismos como los AMF mejoran la respuesta ante patógenos fúngicos, corroborando los hallazgos previos (Larimer et al., 2010). Por su parte, uno de los mayores beneficios frente a estreses bióticos que aportan los microorganismos es contra los herbívoros, existiendo una gran evidencia experimental de que los simbiontes defienden de forma muy eficiente contra herbívoros (Mayerhofer et al., 2013; Omacini et al., 2012; Thamer et al., 2011). Un claro ejemplo de esta clase de protección la encontramos en los alcaloides endófitos fúngicos, que aumentan la resistencia a los herbívoros en las plantas, pero, sin embargo, no aumentan otros ejes de rendimiento de la planta (Saikkonen et al., 2010; Saikkonen et al., 2006). Por el contrario, no se ha detectado una mejora consistente frente a estrés producido por nematodos, y del mismo modo, tampoco se aprecia mejoría con los patógenos oomicetos (Wood et al., 2018). Como puede apreciarse de este extensivo estudio comparativo de los diferentes experimentos, el papel protector frente a estreses bióticos de los microorganismos depende críticamente de las identidades de los antagonistas, y, aunque existen productos en el mercado como el T-22 de Koppert, aún queda mucho desarrollo e investigación por efectuar. Por último, a continuación, se detallan algunas de las especies de microorganismos que se han tenido en cuenta en el estudio por su gran relevancia en el mercado global: Beauveria bassiana, Metarhizium anisopliae, Isaria fumosorosea, B. brongniartii, Metarhizium anisopliae, Trichoderma harzianum, Bacillus subtilis y Bacillus thuringiensis.

Utilización de microorganismos en la retención y absorción de nutrientes

Los macronutrientes son fundamentales para el crecimiento de las plantas y juegan un papel importante en la activación de varios procesos metabólicos, incluida la síntesis de proteínas, la fotosíntesis y la activación de enzimas. Las reservas de los macronutrientes difieren de un suelo a otro según los minerales dominantes presentes en este. Sin embargo, la mayoría de estas reservas son inaccesibles para las plantas debido a su estructura molecular. Algunos microorganismos son capaces de solubilizar formas "no disponibles" de minerales que contienen estos macronutrientes, permitiendo la asimilación de estos por parte de las plantas. Es por ello que su adición a bioestimulantes y biofertilizantes es esencial para potenciar el desarrollo y el crecimiento de las plantas.

    • Microorganismos fijadores de nitrógeno. El nitrógeno es uno de los nutrientes más esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas y juega un papel crucial en la producción de cultivos (Thilakarathna et al., 2016). Es un macronutriente clave en todas las reacciones enzimáticas de las células de las plantas y un componente vital en las moléculas de clorofila (Wagner, 2011). Existen microorganismos capaces de convertir el nitrógeno atmosférico inactivo a estructuras asimilables para las plantas a través de procesos metabólicos catalizados por enzimas de tipo nitrogenasa. Estos microorganismos pueden clasificarse en simbióticos y no simbióticos. El primer grupo se corresponde con microorganismos que establecen relaciones mutualistas con las plantas, como por ejemplo la familia Rhizobiaceae: Rhizobium, Bradyrhizobium, Sinorhizobium, Azorhizobium, Mesorhizobium y Allorhizobium, comúnmente conocidas como rizobios. Por ejemplo, la familia Rhizobiaceae ha demostrado aumentar el rendimiento de cultivos de leguminosas en un 20%. Por otro lado, las no simbióticas son microorganismos de vida libre y endofíticos como Azotobacter sp., Azospirillum sp. y Cyanobacteria sp.
    • Microorganismos solubilizadores y mineralizadores de fósforo. De igual modo que el nitrógeno, el fósforo es un nutriente indispensable para que las plantas puedan realizar sus procesos metabólicos: participa en las vías enzimáticas que regulan el metabolismo vegetal, en el proceso de fotosíntesis, en la transferencia de energía, entre otros. Por ello, la deficiencia del macronutriente puede provocar el crecimiento retardado. Existen diversas familias de cepas bacterianas que han demostrado aumentar la disponibilidad del fósforo en el suelo. Entre las más destacables se encuentran: Pseudomonas spp., Agrobacterium spp. y Bacillus circulans. Otras bacterias que son capaces de solubilizar el fósforo incluyen cepas de los siguientes géneros: Azotobacter, Bacillus, Burkholderia, Enterobacter, Erwinia, Kushneria, Paenibacillus, Ralstonia, Rhizobium, Rhodococcus, Serratia, Bradyrhizobium, Salmonella, Sinomonas, y Thiobacillus.
    • Microorganismos solubilizadores de potasio. El potasio es el tercer macronutriente esencial para el crecimiento de las plantas, implicados en una gran parte de los procesos metabólicos de estas: fotosíntesis, activación de enzimas, síntesis de proteínas, degradación de hidratos de carbono, etc. Existen varios grupos de microorganismos que aumentan la disponibilidad del potasio debido a la producción de ácidos, polisacáridos y reacciones metabólicas. Los mecanismos implicados en la solubilización del potasio suponen la transformación del K no disponible en complejos metálico-orgánicos con Si4+. Entre los microorganismos más destacables capaces de solubilizar el K se encuentran las bacterias pertenecientes a la familia Bacillus (Bacillus mucilaginosus, Bacillus edaphicus), Rhizobium, Acidithiobacillus, entre otros, u hongos del tipo Aspergillus, Cladosporium, Macrophomina, Sclerotinia, Trichoderma, Glomus, o Penicillium.


Descripción del nuevo producto/proceso/servicio o la mejora de los mismos, con sus principales características técnicas y funcionales, destacando los aspectos diferenciales más significativos.

Nuestra tecnología se basa en la utilización de diferentes microorganismos en un único producto, de manera que este puede considerarse en sí mismo un Sistema Integral Microbiológico (SIM). Gracias a este SIM las plantas quedan protegidas frente a estreses bióticos y abióticos y su crecimiento se ve acelerado a la par que mejora su producción. Para ello utilizamos algunas de las 7 cepas registradas que tenemos de diferentes microorganismos (RoM001, RoB001, RoB002, RoB003, RoT001, RoT002 y RoT003) y las combinamos según las necesidades de cada tipo de cultivo, obteniendo productos generalistas con características únicas que superan tanto en precio como en resultado a nuestros competidores. No obstante, desde Rooteco consideramos que para seguir creciendo y convertirnos en líderes, el único camino posible es la inversión continua en investigación de nuevas cepas y en el desarrollo de nuevos productos. De cara a 2023 esto se materializa en 2 líneas de actuación diferentes que engloban los 3 objetivos planteados al inicio de este punto y que se explican a continuación.

Investigación y desarrollo de un nuevo producto en gránulo compuesto por biofertilizantes y materia orgánica (Funneliformis coronatum, Trichoderma viride y Pseudomonas fluorescens). Para desarrollar este producto, se deben realizar las siguientes tareas:

  1. Ensayos agronómicos de 3 productos formulados con los 3 tipos de microorganismos (hongos micorrícicos, Trichoderma y bacteria) y diferentes fuentes de materia orgánica sostenible (compost, fibra de madera, etc.). Los ensayos agronómicos deben reunir una serie de características y de diseño, exigido por el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación que son distintos en función del sector de aplicación al que van dirigidos. Así, debemos realizar ensayos en semillero, en planta hortícola, planta de cultivo extensivo y planta leñosa. Para cada uno de los tipos de aplicación se deben presentar 2 ensayos que muestren la mejora del producto con respecto a un control con dos familias vegetales distintas. Nuestro objetivo es tener el máximo de resultados posibles no solo para los nuevos registros de productos, sino para conocer en detalle cómo se comporta nuestro producto y poder dar a nuestros clientes el mayor nivel de información. De esta manera se realizarán los siguientes ensayos:
    1. Semillero: lechuga, cebolla, pimiento, haba.
    2. Hortícola: lechuga, Cebolla, Pimiento, haba.
    3. Extensivo: cebada, trigo, maíz.
    4. Leñoso: viña, almendro, pistacho
  2. Ensayos de granulado con distintos aditivos (quitosan, goma guar, goma xantana). Un punto clave en el desarrollo de producto es el formato en el que los microorganismos se presentan al mercado y cómo los clientes lo perciben. En este aspecto debemos generar un gránulo resistente, pero a la vez manteniendo las cualidades biológicas de cada microorganismo, sin aplicación de grandes presiones ni calor.
  3. Presentación de la documentación para Registro de los 3 productos formulados. Esta tarea, aunque es aparentemente administrativa, pero requiere de varios informes técnicos y de gran cantidad de horas para su preparación correcta. Al ser un valor para la empresa el contar con nuevos registros, se incluye esta tarea como fundamental.
  4. Escalado de la producción. Los tres microorganismos con los que trabajamos tienen metodologías de cultivo totalmente distintas, de manera que para su escalado se necesitan una serie de materiales, instalaciones y equipos.
    1. Los hongos micorrícicos requieren para su multiplicación raíces vivas de plantas con las que se asocian y generan sus esporas. Este proceso se realizain-vivo en invernaderos controlados y el ciclo de producción es de 4 meses.
    2. Las Tricodermas pueden ser cultivadas in-vitro en cultivo líquido, pero nuestra experiencia con nuestras cepas es que la esporulación máxima se consigue en un cultivo in-vitro sólido o semisólido. Para ello necesitamos habilitar una sala blanca de cultivo con temperatura y humedad contraladas de 60 m2 en la que se mantienen durante 7 días los cultivos de Tricoderma hasta su extracción.
    3. Las bacterias se cultivan en biorreactores y su multiplicación, aunque más sencilla, necesita de una parametrización adecuada, sensores capaces de detectar pequeñas variaciones en el medio o las condiciones y un seguimiento constante.

Esta tarea, debido a las capacidades actuales de Rooteco, se subcontratará a otra empresa de acuerdo con el presupuesto que se presenta en el plan de empresa. No obstante, esta empresa subcontratada escalará los microrganismos según nuestra metodología. Además, de forma paralela, comenzaremos a ampliar nuestra capacidad productiva para no depender de terceras empresas a partir de 2025.

Las principales características técnicas y funcionales de este producto son:

  • Un solo producto con 3 microorganismos complementarios alojados en una matriz de materia orgánica para la mejora de los suelos en cada aplicación.
  • Un producto biológico y de residuo 0 en un formato funcional.
  • Fácil de aplicar con la maquinaria habitual.
  • Evitar compra de nueva maquinarias, abonadoras o aplicadores.

Las principales ventajas que ofrece este producto respecto a la competencia son las siguientes:

  • No existe un gránulo de tamaño convencional como el abono químico granulado, pero se contenga biofertilizantes únicamente. Por tanto, la primera diferencia es el formato.
  • La segunda gran diferenciación es que el gránulo contiene los tres grupos de micoorganismos de mayor uso en agricultura biológica.
  • La tercera diferenciación es la inclusión de estos microorganismos en una matriz de materia orgánica, lo que consigue por un lado, alojar a los microorganismos en las primeras etapas de su desarrollo en un suelo (punto clave de la eficiencia) y por otro lado, el agricultor añadirá en cada aplicación materia orgánica que mejorará sus suelos, tanto en estructura como en biodiversidad.

Gracias a todas estas ventajas este producto será más eficiente, barato y simple de utilizar que los existentes en el mercado.
Respecto a los productos que tenemos en la actualidad en la compañía su principal diferencia radica en que se obtiene un producto combinado con todas las soluciones en un único gránulo, mejorando su eficacia y facilidad de uso. Con esta línea de actuación daremos cumplimiento a los objetivos 1 y 2 del presente plan de empresa.

Investigación y desarrollo de un nuevo proceso productivo que nos permita crear compuestos ad-hoc para nuestros clientes en función de las necesidades específicas de cada tipo de suelo. Para desarrollar este producto se deben realizar las siguientes tareas:

  • Diseño de 5 formulaciones en función de la capacidad de los microorganismos ente 3 pHs distintos (pH 5, pH 7 y pH 9) y 2 modelos de cultivo (secano y regadío).
  • Diseño e instalación de un sistema de tolvas y mezcladora que nos permita hacer formulaciones particulares para cada cliente. El objetivo es poder utilizar un hongo, una Trichoderma y una bacteria particular para cada tipo de suelo y régimen hídrico.

Diseño del nuevo proceso para la fabricación de productos personalizados

Las principales características técnicas y funcionales de este proceso productivo son:
o Producto único para cada cliente o parcela o Mayor eficiencia ya que los microorganismos con los que contamos son eficientes en distintos pHs y riegos, pero tienen un óptimo de efectividad o actuación. Con este sistema aprovechamos el óptimo de cada microorganismo.

Las principales ventajas que ofrece este proceso respecto a la competencia son las siguientes:

  • Producto exclusivo que se diferencia de la competencia global que siempre ofrece productos genéricos para todo tipo de problemas, especialmente en hongos micorrícicos, la base de la nutrición vegetal biológica
  • Difícil de copiar o reproducir por la competencia ya que tiene aparejado un servicio de consultoría para el conocimiento de las parcelas del cliente mediante análisis fisicoquímicos.

Gracias a estas ventajas, estos productos serán mucho más efectivos que los de la competencia y fidelizarán al cliente, ya que serán los únicos del mercado adaptados específicamente a sus tierras de cultivo.

Respecto al proceso que tenemos en la actualidad en la compañía su principal diferencia radica en que esta producción complica enormemente la fabricación y la gestión, pero se acerca muchísimo más a la realidad de la agricultura y a la diversidad de suelos. Será necesario disponer de un control de stocks de cada microorganismo y un control de pedidos paralelos con el fin de dar la mejor respuesta a cada agricultor. Además, necesitaremos un proceso de producción diferente y más ágil del que tenemos en la actualidad. Con esta línea de actuación daremos cumplimiento al objetivo 3 del presente plan de empresa.

Innovación y el reto técnico

El principal reto al que nos enfrentamos para hacer realidad nuestro plan de empresa es la dificultad de conjugar diferentes microorganismos en un único producto para que trabajen de forma sinérgica y no antagónica, maximizando los beneficios y disminuyendo o eliminando los efectos adversos. Este reto general se presenta en dos vertientes diferentes que se explicarán con más detalle a continuación:

  • Selección y ensayo de microorganismos en condiciones controladas: para nuestros productos generalistas el principal riesgo al que nos enfrentamos es que estos son probados bajo estrictas condiciones que no tienen necesariamente que ser iguales a las existentes en los suelos de los distintos clientes. Esto añade un gran número de variables y posibles interacciones desconocidas ante las que nuestros productos deben estar preparados, y aunque minimizamos los riesgos gracias a nuestro amplio conocimiento y a rigurosos ensayos técnicos, hay variables desconocidas que no podemos controlar.
  • Utilización de microorganismos específicos del suelo del cliente: para nuestros productos ad-hoc el principal reto al que nos enfrentamos es la interacción entre los propios microorganismos del suelo del cliente y nuestras cepas, siendo necesarios muchos ensayos para seleccionar los mejores microorganismos y las concentraciones necesarias que permitan maximizar los beneficios en cada caso concreto. A pesar de todo nuestro conocimiento y nuestro reservorio de cepas, existe la posibilidad de que el suelo del cliente contenga microorganismos antagónicos a todas ellas, dificultando enormemente el desarrollo del producto final.

En Rooteco gracias a la experiencia combinada de nuestro equipo tenemos la confianza de poder superar estos retos, desarrollando una tecnología única en el mercado con formulaciones óptimas, y que supone una novedad objetiva a nivel mundial.

Estrategia de I+D. Plan de continuidad de la actividad de desarrollo tecnológico en la empresa en los próximos años.

En Rooteco consideramos que estos objetivos son únicamente alcanzables a través de la inversión continua y la apuesta por la Investigación y Desarrollo de nuevas cepas de microorganismos y nuevos productos.
A medio plazo planteamos tanto la Investigación y Desarrollo de nuevos productos específicos para los distintos tipos de cultivos, como la mejora de los procesos de creación de productos ad-hoc para los suelos del cliente. Para los productos destinados a cultivos específicos utilizaremos tanto los microorganismos que ya tenemos registrados como los que están ahora mismo en proceso de estudio y patente. Aunque parezca una continuación de los trabajos actuales, la I+D necesaria para este tipo de productos es de enjundia y no puede considerarse un asunto baladí. Esto es debido a que cada cultivo necesita unas condiciones específicas para maximizar su producción, y la única forma de obtener un producto que facilite esas condiciones es a través de la prueba de todas las combinaciones posibles de microorganismos a distintas concentraciones y porcentajes, lo cual supone un total de más de 200 combinaciones para cada tipo de cultivo. Por otra parte, para el desarrollo ad-hoc de productos en base a las necesidades del cliente tendremos que mejorar la tecnología y su escalabilidad. Aunque en 2023 se planea desarrollar los primeros productos con estas características, el tiempo de estudio y desarrollo que conllevará cada uno de ellos hace que no podamos dar servicio a más de unos pocos clientes de forma simultánea. Es por ello que vamos a continuar optimizando esta tecnología para reducir los tiempos necesarios y abaratar los costes, de manera que podamos dar servicio a un mayor número de clientes de forma simultánea, a la par que aumentamos nuestros márgenes de beneficio. Esto es algo esencial ya que consideramos que es un producto premium y único en el mercado que tendrá un gran atractivo a nivel internacional y nos permitirá introducirnos en algunos mercados que están muy colmatados y a los cuales no podríamos acceder de otra manera.
A largo plazo planeamos desarrollar nuevos productos basados de cepas de bacterias fijadoras de nitrógeno, tanto por vía foliar como por vía aérea. Como se ha mencionado varias veces a lo largo del plan de empresa, la UE está limitando el uso de abono químico, y especialmente los compuestos nitrogenados, debido a su gran impacto medioambiental. El desarrollo de productos que permitan la asimilación del nitrógeno inorgánico por parte de las plantas supondría un gran impulso a la empresa y nos abriría nuevos mercados, sobre todo a nivel europeo. Estos productos tienen una gran complejidad ya que la mayoría de esta clase de microorganismos tienen un comportamiento antagónico con nuestras especies patentadas, lo que dificulta su inclusión en un mismo producto y requerirá una extensa investigación y desarrollo para su consecución. Por último, aprovechando la imagen de marca que crearemos durante los próximos años, planeamos abrir una nueva línea de negocio consistente en el asesoramiento a agricultores y otras empresas biotecnológicas para optimizar los cultivos y el desarrollo de nuevos productos biotecnológicos de base microbiológica.

Cronograma 2024-2027

Ventajas e innovaciones tecnológicas. Barreras tecnológicas de los desarrollos propuestos.

Ventajas e innovaciones tecnológicas: la principal innovación que introducen nuestros productos al mercado es ofrecer un Sistema Integral Microbiológico (SIM) de manera individual, sin necesidad de otros productos. Para ello cada uno de nuestros productos está compuesto por la mezcla de varios microorganismos en diferentes proporciones que ofrecen una protección efectiva contra estreses bióticos y abióticos, a la vez que aceleran el crecimiento y mejoran la producción. Esta novedad objetiva para el mercado mundial ofrece diversas ventajas a los agricultores:

  • Certificado ECO y cumplimiento de la normativa: nuestros productos son completamente ecológicos, pudiendo obtener los agricultores certificados que distingan y valoricen sus productos a la vez que cumplen con una cada vez más restrictiva regulación.
  • Facilidad de uso: al ser un único producto y poderse utilizar en formato granulado, los agricultores pueden utilizar su maquinaria agraria tradicional y aplicar las mismas técnicas que venían utilizando con los productos químicos.
  • Revitalización del suelo: nuestro producto no solamente acelera el crecimiento y mejora la productividad a la vez que protege a la planta frente a los distintos estreses bióticos y abióticos del medio, si no que, además, revitaliza y mejora las condiciones de los suelos, añadiendo biodiversidad, permitiendo nuevos tipos de cultivo más productivos y recuperando zonas áridas y semiáridas que no eran aptas para la agricultura.
  • Reducción de costes: como se ha comentado previamente, nuestro producto revitaliza los suelos provocando que cada vez haga falta menos cantidad de producto y agua, al contrario que con los productos químicos tradicionales, por lo que a largo plazo la utilización de nuestros productos supone un ahorro de costes al agricultor. Además, al necesitar un único producto los costes de transporte y almacenaje disminuyen drásticamente.
  • Mejora productiva: al proteger a las plantas frente a estreses bióticos y abióticos, mejorar las condiciones de suelo, ser de fácil aplicación y tener unos costes reducidos frente a la competencia, la utilización de nuestro producto supone una gran mejora productiva que puede llegar hasta a un 30% respecto a los productos comercializados por la competencia.

Barreras tecnológicas: para alcanzar todas estas novedades y superar el reto tecnológico que se ha expuesto en apartados anteriores es necesario sobrepasar algunas barreras técnicas que se encuentran en el estado del arte actual:

  • Los procesos de producción son específicos para cada microorganismo, necesitándose grandes inversiones de tiempo y dinero cada vez que se plantea el desarrollo de un producto basado en un nuevo microorganismo. Nuestro objetivo de realizar productos ad-hoc con los microorganismos del suelo del cliente tiene aquí su principal barrera tecnológica ya que, si no conseguimos un proceso unificado de producción, los costes se volverían inasumibles para la mayoría de los clientes. Este problema no lo tienen la mayoría de las empresas de nuestra competencia ya que utilizan un número limitado de cepas de un número aún más limitado de microorganismos, por lo que no podemos apoyarnos en la tecnología existente en el mercado y debemos desarrollar un proceso propio que será guardado como secreto industrial.
  • La estabilidad de los productos a lo largo del tiempo es un requisito indispensable para la venta al por mayor. Nosotros a diferencia de nuestros competidores no tenemos productos con un único tipo de microorganismos, lo que dificulta mantener la estabilidad de los mismos y requiere el desarrollo de nuevas técnicas de almacenaje y estabilizado de los compuestos que no puede basarse en lo existente en el estado del arte actual.

Además de estas barreras específicas de nuestros productos y tecnologías, nosotros también nos enfrentamos a otros obstáculos generales del sector como la necesidad de instalaciones técnicas muy avanzadas en las que poder analizar y desarrollar los productos, y la dependencia de personal muy cualificado con conocimientos muy específicos que es difícil de retener frente a las ofertas de los grandes actores del mercado.

Posibilidades de diversificación de la tecnología propuesta.

Nuestra tecnología mejora la productividad de las plantas y acelera su desarrollo, permitiéndonos aplicarla en muchos campos diferentes, aunque, por volumen de mercado y aplicabilidad directa, en nuestros primeros años de vida nos hayamos centrado en la agricultura. A continuación, se detallan algunos campos en los que nuestra tecnología podría aportar un gran valor añadido:

  • Podemos aplicar nuestros productos a la reforestación, permitiendo tanto la recuperación de suelos áridos y salinizados, como la aceleración el crecimiento de las nuevas plantaciones en casos de incendios o inundaciones. Además, la masa forestal que creciera sería más resistente al cambio climático y a las plagas, consiguiendo de esta manera zonas verdes con una mayor resiliencia.
  • Nuestra tecnología sería de gran utilidad en la industria maderera ya que, al acelerar el crecimiento de los árboles, se podrían acortar los ciclos productivos, disminuyendo los periodos improductivos de los terrenos y aumentando los beneficios. De esta manera se reduciría la necesidad de tala de bosques y contribuiríamos a frenar el cambio climático.
  • En los últimos 20 años la industria biotecnológica está abriéndose paso en el mercado y poco a poco comienza a desplazar a la industria química para la producción de fármacos y cosméticos. Las plantas son algunos de los organismos utilizados para producir estos compuestos y nuestra tecnología podría maximizar los beneficios al acelerar el crecimiento y mejorar la productividad.

Plan de gestión de la propiedad intelectual/industrial.

Desde nuestros orígenes hemos procurado proteger todos nuestros avances a través de las distintas herramientas legales de las que disponemos, prueba de ello es la patente que tenemos en trámite en la actualidad. De igual manera hemos registrado en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el producto Rooteco Gold, con número código F0004959/2032, y planeamos seguir registrando nuestros productos a medida que cumplan con los requisitos necesarios. También nos gustaría destacar que tanto el logotipo y la marca Rooteco, como todos los nombres de nuestros productos, son marcas registradas, de esta manera nos aseguramos de que nuestra imagen de
marca no pueda ser utilizada por terceros. Tal y como se ha explicado en este ambicioso plan de empresa, el eje central de nuestra empresa es la investigación y el desarrollo nuevas cepas microbianas que también serán objeto de patente, un claro ejemplo de esto es el caso de la nueva cepa Glomus drummondii que hemos aislado recientemente en Casilla y León y que ya está en trámite de ser patentada.

Por último, queremos destacar que firmamos NDAs con colaboradores, clientes y personal propio, para asegurar que el Know-how generado se mantenga en la startup, ya que hay ciertos conocimientos que preferimos no patentar para no dar datos a nuestros rivales y mantener nuestra ventaja competitiva.

Participación en otros programas de apoyo a la I+D.

Durante nuestra corta trayectoria empresarial hemos sido galardonados con 4 premios a la I+D, adicionalmente hemos recibido más de 300.000 euros entre ayudas y préstamos participativos de organismos públicos. Son premios especialmente destacables los concedidos por Caixa Bank Emprendedores s.XXI como mejor startup innovadora de CYL en 2023, el periódico el Mundo, RTVCyL, el premio Surcos y la aceleradora de empresas Orizont. De cara al futuro y siempre alineados con nuestro objetivo de innovar para crecer, tenemos planeado acudir a diferentes convocatorias nacionales (PID y Perte Agroalimentario) e internacionales (Next Generation EU y Horizonte Europa) dónde esperamos recaudar entre 1.000.000 y 3.000.000 millones de euros en los próximos 5 años.

Nuestro equipo

Una de nuestras principales fortalezas radica en nuestro equipo de profesionales altamente capacitados y con una amplia trayectoria en el sector. ROOTECO nace de una idea sustentada en años de investigación y de la experiencia profesional en el ámbito de la agronomía del equipo emprendedor, tanto a nivel científico como comercial. Partiendo de esa base hemos conseguido reunir un equipo del más alto nivel conformado por expertos en las áreas de microbiología, agronomía, micología y biotecnología con una gran experiencia tanto técnica como comercial y de negocio.

Equipo directivo

Jaime Olaizola Suárez , Director Técnico
cross
minus

Dr. Jaime Olaizola Suárez - Director Técnico. Doctor en Ingeniería de Montes por la universidad de Valladolid. Su tesis doctoral sobre hongos micorrícicos supuso el comienzo de una prolífica carrera empresarial que tiene como eje central la fundación de ID Forest, una empresa de referencia en el sector fúngico que además de desarrollar soluciones propias y más de 5 spin-off tecnológicas, realiza labores de consultoría a emprendedores. Como director técnico se encarga de planificar el nuevo modelo productivo para los productos ad-hoc y supervisa el resto de los desarrollos.

linkedin
Sandra González Alonso , COO
cross
minus

Sandra González Alonso – Directora de Estrategia. Ingeniera Superior Industrial por la Universidad de Vigo, MBA por IE Business School. Sandra tiene más de 10 años de experiencia en el mundo de las ventas y la estrategia, habiendo trabajado para empresas tan importantes como Adolfo Domínguez y Janssen. Entre sus labores habituales en los últimos años destacan el diseño e implementación de los planes de acción y el establecimiento y seguimiento de presupuestos anuales. Sandra tiene la visión 360º del negocio imprescindible para las startups, pudiendo tomar las mejores decisiones en los momentos más críticos.

linkedin
Jorge Iglesias González , Director General Comercial
cross
minus

Jorge Iglesias González – Director General Comercial. Ingeniero Agrícola por el INEA Valladolid especializado en ventas. Tiene más de 25 años de experiencia en el sector habiendo sido director comercial de empresas tan importantes como KWS Group, Deltacinco y Farming Agrícola. Es un referente del sector en cuanto a canales comerciales y acceso al mercado, habiendo sido el principal responsable de la mejora de los resultados de ventas de ROOTECO desde su incorporación en septiembre de 2021. Como director general comercial será el encargado de coordinar todas las acciones del departamento de ventas, siendo el responsable del cumplimiento de los KPIs y del plan de expansión de la compañía.

linkedin
David Villagrá Blanco , CEO
cross
minus

David Villagrá Blanco – CEO y Director de Marketing. Doble licenciatura en ADE e Investigación y Técnicas de Mercado por la Universidad CEU San Pablo y MBA por IE Business School. Tiene 18 años de experiencia en el sector del Marketing, habiendo trabajado para empresas tan importantes como Pepsi, Mars, Mondelez y Facundo Blanco. Además de grandes conocimientos y una trayectoria profesional deslumbrante, David aporta una extensa red profesional que le está permitiendo posicionar a la compañía como un referente en el sector.

linkedin

Equipo clave

Mario Martín Zapatero
R&D Technician
Maria Calvo Porro
R&D Technician
Juan José Sáez Pérez
Product & Sales Specialist
Ana de Torre Sáez
R&D Technician

Asesores

Julio Javier Diez Casero
Chair Professor
Oscar Santamaría
Chair Professor
Juan Andrés Oria de Rueda de Salgueiro
Chair Professor

El problema

El rendimiento agrícola desciende y obliga a los agricultores a aplicar más y más fertilizantes químicos, una solución efectiva en el corto plazo pero perjudicial en el futuro con las siguientes consecuencias:

  • Emisión de gases de efectos invernadero (30% de la agricultura)
  • Contaminación de los recursos hídricos
  • Degradación del suelo
  • Merma en la productividad de los cultivos
  • Mayor afección de patógenos

En enero de 2025 la UE obligará a los agricultores a reducir un 25% la fertilización química de sus cultivos, teniendo que adaptar sus cuadernos de campo teniendo que buscar alternativas biológicas.

La solución

Los biofertilizantes y bioestimulantes de Rooteco permiten combatir estas situaciones de estrés (biótico y abiótico) mejorando la productividad y el rendimiento agrícola a medio y largo plazo. Rooteco ha conseguido reducir hasta un 40% la aplicación de fertilizantes químicos con los siguientes resultados:

● Incremento del rendimiento agrícola
● Optimización del consumo de agua
● No emiten gases de efecto invernadero y mitigan sus efectos
● Revitalización de suelos degradados
● Aumento de la absorción de nutrientes

Nuestra diferenciación

Lo que diferencia a Rooteco es su potente departamento de I+D, capaz de aislar y secuenciar unas 200 cepas de microorganismos al año con beneficios agronómicos, disponiendo así de un gran potencial en el desarrollo de productos, la capacidad de aunar en un sólo producto (SIM) tres o más tipos de microorganismos diferentes que facilitan la aplicación por parte del agricultor con su reducción de costes asociada y el objetivo final de la empresa que es la sustitución del 100% de los fertilizantes químicos por soluciones y planes de abonado sostenibles y circulares alternativos a la fertilización química en lo cual ya se está ensayando la empresa. También somos capaces a través del análisis metagenómico del suelo identificar los microorganismos presentes y realizar al agricultor planes de abonado personalizados y adaptados a las necesidades del agricultor.

Entre nuestros proyectos futuros está el aplicar la IA a estos datos obtenidos de los suelos para que a través de una plataforma de IA se traten con Machine Learning y ésta realice recomendaciones personalizadas a los agricultores sobre los planes de abonado que deben de realizar.